Dinosauriocracia o cómo desmotivar

Hace unos meses escribí acerca del Liderazgo Vintage y cómo podía impactar en el desarrollo de un equipo. Pues hace unos días tenía una sesión de coaching muy interesante con una de mis coachees y lanzó el término “dinosauriocracia”… Por supuesto, le pedí que me lo prestara para escribir, porque sobre esto aún hay mucho que decir.

La definición:

“Dícese de la burocracia extrema en organizaciones altamente complejas donde los procesos impiden avanzar a los empleados en la mejora del servicio al cliente”. Igual podría haberme estrujado más las neuronas, pero yo creo que más o menos ya me habéis entendido.

¿De dónde viene esa dinosauriocracia?

No tengo la respuesta exacta, sin embargo me temo que mucho tiene que ver el “aquí siempre se hizo así”, “eso no lo llevo yo” ó “pregúntale al jefe”.

Ocurre que los procesos que hace 30 años eran útiles y necesarios, hoy no deberían seguir siéndolo. La tecnología permite una agilidad y una limpieza en las relaciones internas, que facilita el poder tomar una decisión o realizar una gestión con otros departamentos.

Sin embargo, todavía hay procesos que deben hacerse por escrito en papel, imprimiros y enviarlos a la oficina correspondiente. Con lo fácil, ágil y económico que resulta un correo electrónico. Y no me estoy refiriendo a documentos oficiales que tengamos que guardar durante cinco años.

dinosauriocracia-como-desmotivar¿Qué beneficio supone para la empresa?

Tengo la sensación que permite el dudoso beneficio de ahorrar costes en modernizar ciertas estructuras de trabajo. Aunque ese ahorro de costes, en realidad, es ficticio, ya que la insatisfacción de las personas que sufren esta dinosauriocracia, el tiempo invertido y el malestar del cliente final superan con creces esa inversión.

Otro beneficio puede ser para aquellas personas que están en escalones más altos de la organización y que les permite mantener el control de todo lo que pasa, ya que son ellos los que tienen que validar ciertas decisiones…

Quizá el tema del «poder» puede ser una clave para entender el «para qué» de este sistema de gestión.

¿Qué costes supone?

Lo dicho: mucho tiempo en procesos innecesarios, insatisfacción del cliente interno y del externo… Y no nos olvidemos de la competencia, que puede haberse dado cuenta mucho antes que nosotros de los beneficios que trae consigo la tecnología y ya está generando un proceso de modernización que nos va a dejar muy muy atrás.dinosauriocracia-desmotivar

Como ya sabéis, queridos lectores, queridas lectoras, mi trabajo implica conocer multitud de entornos empresariales, perfiles profesionales muy diferentes y tipos de negocio que, en algunos casos, ni me he planteado su existencia hasta que he empezado a trabajar con ellos.

Esto me permite conocer una realidad que va más allá de la propia empresa, ya que trabajo con las personas que trabajan en ella, tomo el pulso a sus inquietudes, a sus miedos, a sus ilusiones. Y uno de los factores que generan una mayor frustración es “no depende de mí”.

Cuando un empleado con talento, trabajador, responsable, quiere dar un paso y para poder darlo tiene que visarlo con varios escalones hacia arriba, llega el momento en el que o no da el paso, o lo da… pero a otra empresa.

Mucho se habla de los millennials y de cómo atraer su atención, cómo motivarles, cómo gestionarles… Empieza por hacer una limpieza de tus procesos internos, simplifica los pasos para poder tomar una decisión o, mejor, deja que las tomen otros (al menos las operativas del día a día).

El talento no está sólo en esos perfiles, también está en los empleados que conocen bien el negocio.

¿De verdad estás dispuesto a perder un talento interno por mantener una pequeña cuota de poder?

 

, , , , , , , , , ,
Entrada anterior
Vuelta al cole y el miedo
Entrada siguiente
Aprendizaje: Perdonar-ME

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú